REDUCCIÓN LÍNEAS DE EXPRESIÓN

Procedimiento:

La toxina botulínica tipo A, es un producto utilizado en cirugía estética para corregir las líneas de expresión en la cara que no son agradables de ver. La corrección se produce porque la toxina botulínica paraliza temporalmente los músculos responsables de estas líneas. Esto permite que la piel se recupere de años de fruncir el ceño. Es un procedimiento totalmente seguro. Las mejores indicaciones para el tratamiento con toxina botulínica se encuentran en el tercio superior de la cara, para la corrección de las arrugas verticales entre las cejas, surcos horizontales en la frente y patas de gallo.

 

Duración:

De 10 a 15 minutos.

 

Anestesia:

Ninguna o con anestésicos locales tópicos (en crema o gel).

 

Resultados:

Corrección de las arrugas de expresión, lo que mejora con la repetición del tratamiento. Una expresión facial más relajada.